Perspectiva de 11 años en materia electoral

Por Hamlett.  “SER O NO SER, ESA ES LA CUESTION

En algún anaquel polvoso o a lo mejor en alguna caja tirada en algún rincón de la Cancillería está el informe final de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) en Nicaragua, encabezada por el Sr. Claudio Fava –Miembro del Parlamento Europeo (MPE)- que llegó al país en el año 2006 “respondiendo a la invitación del Consejo Supremo Electoral (CSE) y del Ministerio de Relaciones Exteriores para observar las Elecciones Nacionales” del 5 de noviembre de ese año.

A diferencia de lo que ha ocurrido con la Misión de la OEA que se instaló en Managua la semana pasada, los europeos encabezados por Fava llegaron el 23 de septiembre de 2006, 43 días antes de las votaciones. La misión de Wilfredo Penco solo se dio 20 días para observar.

La misión de Wilfredo Penco solo se dio 20 días para observar.

La misión europea observó la última fase del proceso electoral de ese año en 15 departamentos y las dos regiones autónomas, con más de 150 observadores. Penco trae a 60 personas y no cubrirá todo el territorio nacional.

La Unión Europea dijo que sus actividades estuvieron centradas en la “observación en las elecciones presidenciales y legislativas nacionales”. Y de hecho son todas así. Las misiones de observación no están todo el tiempo, ni siquiera pasan meses en el terreno. Llegan semanas antes para instalarse, desarrollar la logística, tomar contactos, informarse y luego a lo que llegaron: ver las votaciones.

En los comicios de ese año, los últimos en lo que contamos con observación electoral plena, la misión dejó una agenda de temas a desarrollar por los siguientes gobiernos, en materia electoral, algunas de las cuales no eran nuevas, eran preocupaciones de los partidos y analistas expresadas desde mucho tiempo antes, casi desde 1990.

El CSE está peor

Repasemos las más importantes que nos dejaron hace once años:

1. “La Ley Electoral está diseñada para dar cabida únicamente a un sistema político bipartidista, que, aunque aún impera en todas las principales instituciones del Estado, ya no se corresponde con la realidad política de Nicaragua”.

2. La Ley Electoral “contiene, además, numerosos vacíos, ambigüedades, e inconsistencias respecto de la Constitución, que no fueron clarificados suficientemente con los reglamentos aprobados por el CSE. En su conjunto estos redundaron en crear dificultades para que las fuerzas políticas emergentes participasen en las elecciones en condiciones de igualdad y efectividad”.

3. “El marco legal no contempla una vía independiente judicial para la resolución final de recursos. El órgano de gestión electoral, el Consejo Supremo Electoral (CSE) es la última instancia decisoria para casi todos los recursos electorales, y ejerció sus poderes de toma de decisiones en esta cuestión sin adherirse a ningún estándar o práctica judicial consuetudinaria para divulgar y detallar los razonamientos de sus decisiones”.

Control partidario de las cédulas

5. El CSE también es responsable de un inusitadamente amplio rango de otras actividades, desde el mantenimiento del Registro Civil y el Padrón Electoral, a la supervisión de las actividades de los partidos políticos. En su conjunto, el elevado grado de politización del CSE, en favor del FSLN y el PLC, tanto a nivel central como en su estructura territorial, redujo considerablemente su capacidad para actuar como un organismo independiente, y libre del control de los partidos”.

6. “Existe en Nicaragua una estricta correlación entre el Registro Civil y el Padrón Electoral. El Padrón Electoral se constituye directamente a través de la base de datos del Registro Civil, si bien cada ciudadano debe realizar una solicitud directa y específica para lograr la cédula, que es el documento imprescindible para poder ejercer su derecho al voto. El proceso obsoleto, lento, y no estandarizado del registro civil a nivel de los municipios influye de forma significativa en la generación de inexactitudes y en las cifras infladas del Padrón Electoral”.

7. “La campaña electoral transcurrió por lo general sin incidentes y se desarrolló en un clima de respeto por las libertades de expresión, asociación y reunión. Sin embargo, esta misma campaña se caracterizó por un limitado grado de debate ideológico y de discusión sobre programas políticos, centrándose ante todo en descalificaciones entre candidatos, mensajes de elevada carga emotiva y promesas poco realistas”.

Injerencismo de EEUU y Venezuela

8. “Como muestra del clima de creciente normalidad que impera en el país, la policía y el ejército actuaron dentro del marco institucional establecido, y contribuyeron de forma positiva a la creación de un entorno favorable para la celebración de elecciones democráticas”.

9. “Desafortunadamente, el período de campaña electoral se vio afectado por la injerencia y presión externa, contraria al principio de respeto por la soberanía nacional relativo al proceso democrático. presión externa, contraria al principio de respeto por la soberanía nacional relativo al proceso democrático. Esta injerencia provino principalmente de funcionarios del gobierno de los Estados Unidos y congresistas estadounidenses contra el candidato presidencial del FSLN, y en menor medida contra el candidato presidencial del PLC, y a favor del candidato de la ALN”.

10. “En menor medida, el gobierno de Venezuela apoyó la campaña de Ortega suministrando, en condiciones preferentes, ciertas cantidades de urea y petróleo a municipios e instituciones controladas por el FSLN”.

Muy pocos cambios, los problemas se repiten y otros empeoran. Vamos de nuevo a votaciones con marcados retrocesos electorales que vuelven dudosos los resultados.

Un comentario sobre “Perspectiva de 11 años en materia electoral

  • el 23/10/2017 a las 9:43 pm
    Permalink

    Tambien hay que considerar el informe de Dante Caputo a la OEA que debe estar tirado en otro cajon.En 2011 el dictador Ortega apoyado por los magistrados sandinistas de la corte suprema de injusticia quienes por medio de leguleyadas violaron el articulo 147 de la Constitucion (y que no viola ortega) el cual no puede ser mas claro cuando en su inciso (a) dice No podran ejercer laPresidenciael que ejerciere o hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República en cualquier tiempo del período en que se efectúa la elección para el período siguiente, ni el que la hubiera ejercido por dos períodos presidenciales.Sin embargo en el informe de la OEA no mencionan esta grave anomalia no se puede negar
    que exponen sobre el incumplimiento del acuerdo del procedimiento con el gobierno lo cual afecto el objetivo de la mision,limitaciones en el desempeno de su mision,la negativa a que participara IPADE y Hagamos democracia,los problemas con la cedulacion etc etc.Ademas Caputo dejo 8 recomendaciones, a como se dice vulgarmente el dictador se paso por el arco del triunfo dichas recomendaciones al no tener la OEA un poder cohercitivo.Lo mismo hace Maduro en Venezuela.Tanto la OEA como la ONU no son mas que dos elefantes blancos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *