Muchas cosas pasando en el Frente

Los rumores son rumores, pero, cuando el río suena es que trae piedras. Las elecciones nacionales del 2016 y las municipales del 2017 le han dejado un mal sabor de boca al liderazgo sandinista. Las 135 alcaldías que se recetaron es para otra historia que esperamos analizar en los próximos días.

La primera conclusión es que la solidez monolítica del FSLN ya muestra fisuras. La dirección política vertical, sin democracia interna, creadora de “clases” -los jóvenes, los empleados públicos, los veteranos-, grupos segregados que reciben un tratamiento diferenciado está empezando a pasarle la factura al sandinismo. No quiero decir que el Frente Sandinista dejó de ser el partido poderoso, capaz de ganar por paliza una elección presidencial o municipal, dueño de una envidiable base y músculo electoral. Claro que no.

Hay síntomas de que la militancia rojinegra comienza a desafiar a sus autoridades.

Pero, hace cinco años, teníamos una impresión mucho más contundente de este partido, que ha recurrido a violar la ley, a amenazar a sus miembros para que voten, que compra voluntades y que no tiene el menor empacho en quitarle los votos que quiere a sus adversarios. Aunque, repito, no vamos a negar la enorme capacidad del sandinismo.

El fraude ha sido una herramienta del FSLN para ganar más de lo que tiene. Sea porque ha pretendido convertirse en el partido único de los nicaragüenses, o porque está urgido de presentarse ante la comunidad internacional como el incuestionable dueño de la voluntad de los nicaragüenses. Hay quienes creen que la vanidad y arrogancia del nuevo liderazgo rojinegro los ha llevado a convertir en principios los antivalores como el manoseo a la democracia, el sometimiento del sistema electoral, el destrozar el respeto de los jóvenes por las instituciones y las leyes, o talvez porque no les importa les reprochen las maniobras para mantenerse en la cima del poder.

Antivalores

No hay un solo resultado electoral desde el 2006 que no esté cuestionado en su legitimidad por la oposición nacional, por la “verdadera” y la “no verdadera”, por la comunidad internacional, por los organismos observadores de los comicios y otras entidades de gran calado, como el Parlamento Europeo o el Congreso de Estados Unidos. El FSLN no ha podido sacar una sola elección limpia que no esté manchada por la acusación de fraude. Y la del pasado 5 de noviembre terminó marcada por el mismo cáncer.

Les cuento una anécdota. Al amanecer del 6 de noviembre, un grupo de muchachos y muchachas de la Juventud Sandinista de Chontales, todos ebrios, se vanagloriaban en un bar por haber roto con el histórico dominio liberal de la alcaldía de Villa Sandino. Uno a uno contaron cómo votaron más de una vez en las juntas de la Villa, y “dobletearon” en las del vecino poblado de Múhan.

Más de uno de ellos grabó en video, con sus celulares, sus “hazañas”. Y no resistieron la tentación de compartir con otros de los suyos, tales experiencias y, como es normal, los videos comenzaron viajar por las pistas de internet y a rebotar de celular en celular.

¿Qué respeto por la democracia, la Constitución, las votaciones, aprendieron estos muchachos cometiendo fraude en Villa Sandino y Múhan? ¿Creen que estos muchachos están asistiendo a una escuela que enseña el amor por la Patria y la democracia?

Los casos de Managua

Les decía al inicio que hay síntomas de que la militancia rojinegra comienza a desafiar a sus autoridades. Dos barrios costeros de Managua, al norte del Aeropuerto A.C. Sandino, se negaron a ir votar el 5 de noviembre en protesta porque los tienen abandonados. La gente se habló entre sí, usó sus celulares y la comunicación directa para alcanzar un acuerdo, y así se lo hicieron saber al secretario político del FSLN cuando llegó a arrearlos para ir a votar. Algo similar ocurrió en un barrio vecino a la ciudad de Tipitapa. Las gentes se comunicaron entre sí, persona a personas, y no salieron a votar, en protesta porque la alcaldía no les resuelve sus problemas.

Calles en mal estado, mal servicio de agua y energía, pésima recolección de la basura, falta de ayuda directa cuando tienen problemas, programas sociales inexistentes más autoridades arrogantes los llevó a sublevarse contra el sandinismo.

No votaron

Al menos tres ex sandinistas, incluyendo un coronel retirado del ejército y un médico pediatra prestigioso en su pueblo, fueron candidatos a alcaldías en los comicios recién concluidos. Todos renunciaron antes a sus membresías en el FSLN para poder correr con dos partidos liberales. Dos de los tres ganaron, pero el sandinismo recurrió al fraude porque “no podían darse el lujo” de que la militancia conociera de estos ejemplos.

Uno de los alcaldes goza de mucho prestigio. Me contaron una anécdota, del candidato a alcalde de La Conquista, Carazo, quien corrió por uno de los partidos liberales. Arrastró los votos que antes tenía el FSLN porque, es lo que me cuentan, es de una calidad que si a las dos de la mañana lo llamaba una mujer a punto de parir que estaba en Chacocente, él salía a esa hora a buscar a la parturienta para llevarla al hospital. Pero le quitaron la Alcaldía.

Por segundo año consecutivo, miles de empleados públicos no fueron a votar. Un padre que acudió con su tierno a vacunarlo en un centro de salud de Managua notó que ninguno de los trabajadores, enfermeras y médicos, tenían los dedos manchados de tinta. Cuando les preguntó si habían votado, le dijeron que no, porque no iban a ir a perder su tiempo.

Síntomas de un desgaste interno que el FSLN parece que ya no puede evitar.

2 comentarios sobre “Muchas cosas pasando en el Frente

  • el 15/11/2017 a las 5:48 pm
    Permalink

    En mi opinion Hamlett se equivoca cuando dice textualmente que el FSLN el partido poderoso, capaz de ganar por paliza una elección presidencial o municipal, dueño de una envidiable base y músculo electoral. El FSLN es cierto tiene un nucleo bien organizado y listo para hacer la voluntad de Ortega en cuanto les den la orden, aqui lo que prevalece es el clientelismo.
    en cuanto les dejen de dar una gallinita una lamina de cinq o circo ahi se acaba el frente.Su base dura a sido el 38% y jamas a ganado una eleccion legalmente.Si analizamos su historial veremos que en 1984 gano por fraude porque no tiene confianza en ganar por esa epoca impidieron “Nandaime Va” promovida por la Coordinadora pero a pesar de todos los tranques y obstaculos que opusieron Nandaime Va fue un exito y nos permitio ver que el FSLN no estaba dispuesto a dejar el poder por medio de elecciones libres y transparentes.Ese ano de 1984 se dieron a conocer las turbas diabolicas del sandinismo y comenzaron a crear el terror en todo Nicaragua, la censura a la prensa fue mas severa etc que obligo a la Coordinadora Democratica Nicaraguense a boicotear dicha eleccion por no presentar las garantias necesarias.Sin embargo varios lideres de partidos en ese entonces ligados al FSLN para combatir a Somoza si se presentaron como Virgilio Godoy Mauricio Diaz tres lideres pro comunistas como Isidro Tellez,Allan Salmeron, Domingo Sanchez y una rama del partido conservador por medio de Clemente Guido. En Malacatoya el 95% de la poblacion era conservadora al momento de las elecciones resulto que solo el 5% era conservador lo que indujo a un lider del conservatismo de ese sector a reclamarle a la que ejercio como directora del canton electoral el porque de esa anomalia ella le contesto que la habian amenazado desde ahi tenia miedo a perder las elecciones Ortega.En el 90 en elecciones libres y transparentes perdio contra la ONU y no queria entregar el poder si lo hizo fue por la presion de Carter posteriormente volvio a perder contra Aleman y mas tarde con Bolanos en la siguiente gano por la imbecilidad de los EEUU y Bolanos que dividieron al liberalismo que unidos con facilidad se les hubiera ganado 27% de Rizo +27% = 54% contra el 38%.Donde estaba ese FSLN que ganaba por paliza parece que el subconciente traiciono a Hamlett.Las elecciones que ha ganado posteriormente se debe a que la prensa mantiene una accion sistematica de desunir al pueblo liberal y su odio al PLC llega a tal punto que prefiere que gane el frente y pregona la abstencion y tambien a la actitud negativa de Montealegre a una union con el PLC favorece al FSLN.Estas elecciones nos han demostrado que unidos podemos derrotar a Ortega al cual no le queda mas remedio que recurrir al fraude.

    Respuesta
    • el 16/11/2017 a las 10:10 pm
      Permalink

      Y Alemán es una inocente palomita. Si, chon!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *