Fallas eléctricas, desafío enorme para Centroamérica

  • Panamá, Costa Rica y Nicaragua sufrieron un apagón en julio pasado

Ciudad de Panamá/Forbes

El 1 de julio de este año, mientras Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, rendía su tercer informe de gobierno ante la Asamblea Nacional, de pronto, el edificio se quedó sin luz. Lo mismo ocurrió en cerca de 15 millones de hogares centroamericanos, principalmente en Costa Rica, Nicaragua y Panamá, así como en algunas zonas de El Salvador y Honduras.

Panamá fue identificado como el epicentro de la falla eléctrica. La Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) explicó que la causa había sido una sobrecarga de una línea de transmisión. Más tarde, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) indicó que ese acontecimiento había afectado al Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac), una red de 1,820 kilómetros de extensión, que conecta a casi 40 millones de personas en Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

Ante esta situación, una de las interrogantes que surgieron giró alrededor de la capacidad de los países de la región para satisfacer la demanda de electricidad y cómo crecería ésta con el tiempo.

De acuerdo con la Unidad de Energía y Recursos Naturales (UERN) de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en México, en la medida en la que ha aumentado la demanda máxima de electricidad, también lo ha hecho la capacidad instalada de la región.

Así, en 2010, la capacidad instalada en los ocho países que conforman el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) fue de 14,319.3 megavatios (MW) y su demanda máxima de electricidad fue de 8,833.6 MW. Cinco años después, éstas crecieron a 18,924.6 y 10,271.0 MW, respectivamente.

En tanto, en el lado de la oferta, en 2016 la producción de electricidad en estos países alcanzó los 67,231 gigavatios por hora (GWh), por encima de los 53,263 GWh generados en 2010, de acuerdo con el reporte “Estadísticas de producción de electricidad de los países del Sica: datos preliminares a 2016”, elaborado por la Cepal.

República Dominicana está a la cabeza como el país con la mayor aportación a esa cifra de generación eléctrica, con 23.6%. Le siguen Guatemala (16.2%), Costa Rica y Panamá (16% cada uno), Honduras (13.1%), El Salvador (8.3%), Nicaragua (6.2%), y Belice (0.6%).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *