Banco Mundial llama a mejorar eficiencia energética

Expertos del Banco Mundial (BM) dijeron en Panamá que la inversión en eficiencia energética no solo va a ayudar a Centroamérica a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también va a liberar recursos que se podrán utilizar, por ejemplo, en políticas sociales.

“La eficiencia energética contribuye de forma directa a la reducción de los costos operativos en la empresas y en el sector público, pero de forma indirecta también contribuye a la reducción de la tarifa eléctrica”, afirmó este miércoles el Director de la Práctica Global de Energía e Industrias Extractivas del BM, Lucio Monari.

Monari, que inauguró el congreso América Central Eficiente en la capital panameña, indicó que un estudio reciente del organismo estima que los países centroamericanos destinaron entre 2011 y 2014 un total de 1,3 millones de dólares en subsidios eléctricos.

“El uso eficiente de la energía reducirá sustancialmente el monto de los subsidios y la factura eléctrica del sector público, y liberará recursos que podrán ser destinados a políticas sociales como educación, salud y seguridad”, añadió el ejecutivo.

La inversión en eficiencia energética, que es el conjunto de prácticas que buscan producir más con menos energía, provocará también que los países construyan menos plantas de generación eléctrica y que haya más dinero disponible para políticas públicas, apuntó el directivo.

“Para Centroamérica incentivar el uso eficiente de la energía es vital dado que es una de las regiones que más energía consume por cada dólar del producto interior bruto (PIB) y, a la vez, con costos crecientes”, añadió Monari.
El Congreso América Central Eficiente, organizado por el Banco Mundial, reúne este miércoles y jueves en la capital panameña a medio centenar de expertos y funcionarios de todos los países de la región, entre ellos el Secretario Nacional de Energía de Panamá, Víctor Urrutia.

“La matriz energética de Centroamérica está muy ligada a la hidroelectricidad y las fuentes térmicas, en otras regiones hay gas natural, pero aquí la matriz está muy poco diversificada y eso hace que los costes en general sean altos”, explicó por su parte el especialista en Energía del BM, Mariano González.

El problema de la eficiencia energética, añadió González, es que son prácticas a priori más costosas y el precio desincentiva la inversión.

“Los equipos eficientes cuestan más, pero a lo largo de su vida útil provocan mayores ahorros en las facturas eléctricas que permiten la recuperación de la inversión”, aseguró González.

La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) estima que la eficiencia energética será la responsable de al menos el 50 % de las emisiones que se reducirán en el sector energético para 2050.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *