Incertidumbre migratoria acelera remesas

  • Estiman crecimiento del 2017 en 4.8%

Por Julio Pérez
Trinchera de la Noticia

La incertidumbre migratoria en los Estados Unidos, tras el cierre del TPS y el aumento de las deportaciones, podría ser un factor que incremente las remesas familiares, señaló Juan Sebastián Chamorro, Director Ejecutivo de FUNIDES, al presentar el III Informe de Coyuntura Económica 2017.

Este el año las remesas continuaron aumentando y al mes de septiembre superaban en un 10.6% a las del año pasado, según el informe. A septiembre del 2017 sumaron US$1.020 millones de dólares, lo que representa el 9.7% del PIB. “Este es un monto inédito, no lo habíamos visto en los últimos años”, expresó el expositor. El año podría cerrar con unos US$1.400 millones de dólares en remesas.

Según las proyecciones de FUNIDES, la economía nicaragüense crecerá el 4.8% en 2017, por el buen desempeño de las exportaciones, que cerrará con un crecimiento arriba del 9.6% con relación al año pasado. La inflación promedio interanual a octubre fue del 4.4%. “Estamos hablando de un desempeño económico bastante estable”, señaló Chamorro.

Zona franca se contrae

Las exportaciones de zona franca alcanzaron US$1.756.7 millones de dólares de enero a agosto, lo que representó una contracción del 0.4%, debido a la disminución de exportaciones de arneses, aceite de palma y calzado.

Esa disminución fue compensada por el aumento de exportaciones de tabaco y textil.

Las exportaciones del sector minero alcanzaron, a agosto del 2017, un monto de US$231.4 millones de dólares, inferior a los US$238.6 alcanzado el año pasado, lo que significa una contracción del 3%, señaló en el informe Chamorro.

Crédito desacelerado

Según el prefacio del informe los mercados financieros continúan los niveles de crecimiento inferiores a los del año pasado, tanto de los depósitos como de la mayoría de las carteras de créditos. El crédito total que había crecido al 17.3% en agosto del 2016, se ha reducido al 12.2% para el mismo período de este año.

Se mantiene la tendencia al deterioro de la percepción del clima de inversión y de la situación de las empresas privadas por parte de los empresarios  encuestados por FUNIDES. Esta tendencia se ha mantenido desde abril del 2016, las causas de estas bajas expectativas continúan siendo la percepción de problemas políticos.

El consumo que venía cayendo a tasas de crecimiento este año de entre 4%-5% , inferior al 5.5% del año pasado, tiende a estabilizarse, “se están mostrando señales que esta desaceleración y caída en el crecimiento se está deteniendo, de alguna manera aterrizando a un poco más estable. En los últimos dos o tres meses han sido bastante activos y el comercio ha tenido repunte”, señaló.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *