Más de 38 mil evacuados por los incendios en el sur de California

*El gobernador Jerry Brown declara estado de emergencia 

*Incendio en el condado de Ventura es devastador

La Opinión
Los Ángeles, California

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia ayer cuando un incendio forestal impulsado por el viento continuó creciendo. El incendio ha quemado más de 50,000 acres, según Cal Fire – casi 80 millas cuadradas – y forzó la evacuación de decenas de miles de residentes en el condado de Ventura.

“Este incendio es muy peligroso y se está extendiendo rápidamente, pero continuaremos atacándolo con todo lo que tenemos”, dijo Brown. “Es crítico que los residentes se mantengan listos y evacuen inmediatamente si se les pide que lo hagan”.

Santa Paula y el condado y la ciudad de Ventura también han declarado emergencias locales, de acuerdo con los oficiales de bomberos.

El incendio Thomas creció exponencialmente después de estallar el lunes por la noche cerca de Santa Paula, dijo el jefe de bomberos del condado de Ventura Mark Lorenzen. Santa Paula es una ciudad de unas 30,000 personas a unas 60 millas al noroeste de Los Ángeles.

Los vientos estaban empujando el fuego hacia la ciudad, y muchas casas allí fueron evacuadas. Las órdenes de evacuación se expandieron luego a casas en Ventura, que está a 12 millas al suroeste y tiene 106,000 residentes.

El incendio Thomas fue solo uno de varios que se han desatado en todo el sur de California en medio de los dañinos vientos de Santa Ana.

El incendio Creek estalló el martes por la mañana, quemando rápidamente miles de acres y provocando la evacuación de miles de hogares en Sylmar y Lake View Terrace para el mediodía.

Mientras tanto, el incendio Rye alrededor de las 9:30 a.m. y forzó el cierre de la 5 Freeway en ambas direcciones en la Ruta Estatal 126.

Según informó el Departamento de Bomberos del Condado de Ventura (VCFD), una persona que huía de las llamas en su vehículo se accidentó y murió, aunque hoy las autoridades indicaron que este fallecimiento está sin confirmar.

Además, uno de los más de 1,100 bomberos que combaten las llamas resultó herido en el combate a este incendio que ha obligado a cerrar escuelas, una universidad y varias carreteras y autopistas.

El incendio se desplaza imparable avivado por los fuertes y secos vientos, que se prevén se mantengan en los próximos tres días, y ya ha arrasado con un edificio de apartamentos y un hospital psiquiátrico.

Para complicar la situación, los vientos impiden trabajar a los medios aéreos, aunque los bomberos confían en que amaine lo suficiente para poder despegar en las próximas horas aviones y helicópteros y así poder atajar el avance del incendio, que, según el último reporte, estaba totalmente “fuera de control”.

“Esperamos un comportamiento errático de los vientos y del fuego a lo largo del día”, aseguró el Departamento de Bomberos de Ventura.

De los más de 260,000 hogares que quedaron sin electricidad anoche hoy todavía cerca de 43,000 no habían recuperado el servicio a consecuencia de la conflagración.

 “El crecimiento del incendio ha sido absolutamente exponencial”, declaró en la conferencia de prensa el jefe de Bomberos del condado de Ventura, Mark Lorenzen.

Este fuego se produce en el peor año de incendios forestales desde que se tiene registro en California, debido especialmente a los 250 registrados en octubre pasado en varios condados al norte del estado y que asolaron buena parte de las reconocidas regiones vitivinícolas de Napa y Sonoma.

Estos fuegos costaron la vida a 44 personas y destruyeron cerca de 8,900 viviendas y estructuras, según el recuento final de la agencia estatal californiana de protección contra incendios Cal Fire.

A este incendio de hoy en los condados de Ventura y Santa Paula, que han declarado el estado de emergencia local, hay que sumar otros tres en el sur de California, en áreas de Los Ángeles, Riverside y San Bernardino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *