Organismo en contra de semillas transgénicas

*Semillas criollas de maíz son parte fundamental del Patrimonio Genético Nacional

En Nicaragua más de 236 mil familias siembran y cosechan maíz produciendo el 91 por ciento del producto a nivel nacional. Si entrara el maíz transgénico sería un riesgo de contaminación para nuestras variedades de maíz criollo en las fincas campesinas, al polinizarse por el viento, explica Harold Calvo, coordinador de Alianza Semillas de Identidad (ASI).

“Un transgénico es un organismo genéticamente modificado (OGM), es un ser vivo creado artificialmente por grandes transnacionales con tecnologías que insertan a una planta o a un animal, genes de virus y bacterias de otros vegetales o animales para modificar sus características heredables, por ejemplo, hacerlos resistentes a ciertas plagas y herbicidas”, agrega Calvo.

El coordinador de la Alianza indica que diversos estudios internacionales han demostrado que un maíz transgénico puede contaminar a los maíces criollos a través del polen a más de un kilómetro de distancia.

Uno de los casos más emblemáticos lo experimentan en México, donde la contaminación de maíz nacional por variedades transgénicas importadas tuvo una consecuencia grave. “Comunidades enteras han sido afectadas, porque perdieron sus variedades”, señala Calvo.

Contaminan variedades nativas

Las variedades transgénicas se reproducen y pueden polinizar o cruzarse con las especies y variedades nativas, criollas y acriolladas, las cuales son imposibles de recuperar una vez que han sido contaminadas por las especies transgénicas.

“Las semillas transgénicas contaminan a otras variedades provocando la pérdida genética por ejemplo el maíz transgénico se cruza con otras variedades criollas de maíz causando pérdida o erosión genética de la variedad criolla”, indica Antonia Jirón, productora agroecológica de Diriá y vocera de la Alianza Semillas de Identidad.

La agricultura con cultivos transgénicos pone en peligro la producción de alimentos, los saberes y prácticas locales, la diversidad genética, la economía campesina y la Seguridad Alimentaria y Nutricional, además de hacer los sistemas de producción más vulnerables al cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *